MANIFIESTO ASTURIES ENTRE TODOS Y TODAS

Hace casi cuatro años, un proyecto transformador e integrador se materializó en distintos lugares de Asturies. En mayo de 2015 se consolidó un cambio en la sociedad y en la política. Las voces de vecinos y vecinas se unieron en candidaturas de unidad popular, plurales y abiertas. Un soplo de aire fresco e ilusión entró en numerosos ayuntamientos. Su objetivo era recuperar su territorio, nuestras vidas. Esto supuso una pequeña revolución en muchos municipios que durante años habían permanecido impasibles a los problemas y demandas de la ciudadanía, con gobiernos inoperantes y una oposición complaciente.

Consideramos que es necesario continuar la labor de organización de un modelo municipalista que sea integrador y plural. Este proceso no se entendería sin el establecimiento de alianzas y conexiones con otros movimientos, colectivos y fuerzas políticas. Los municipios, pueblos y ciudades del cambio son la locomotora del momento político actual. A nivel estatal contamos con los ejemplos de Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia o Coruña. En Asturies, tenemos los ejemplos de Llangréu o Uviéu, pero también se están produciendo cambios sustanciales en otros municipios, donde las candidaturas de unidad popular han conseguido marcar agenda y desarrollar posicionamientos políticos en beneficio de la mayoría social.

Hoy decimos abiertamente que no hay cambio sin mujeres. No hay municipalismo sin nosotras al frente. La feminización de la política es un hecho que ha supuesto crear lugares de encuentro y construcción abiertos y acogedores donde todos y todas tenemos cabida. Pero la feminización de la política también está suponiendo una nueva forma de gobernar, de pensar y de llevar a cabo políticas públicas igualitarias. La mirada feminista apunta a la transformación y la mejora de la vida de todas las personas.

Defendemos que los servicios básicos de funcionamiento de nuestros pueblos y ciudades sean universales y públicos. Cuando su gestión se mercantiliza aparecen mermas en su calidad y las condiciones laborales de sus trabajadores y trabajadoras se ven seriamente afectadas. Por eso es necesario trabajar conjuntamente en su recuperación y en la creación de nuevos servicios públicos.

Necesitamos una estructura fuerte, que coordine, articule esfuerzos y racionalice los recursos de los municipios, más allá de límites geográficos. Apostamos por un proyecto abierto y colectivo desde el cual trabajar políticas que sean efectivas para el beneficio de la mayoría social. Apostamos por la creación de una red municipalista asturiana, de un proyecto común, por delante de las siglas, una fuerza que contribuya al cambio y tenga sus raíces en las ciudades y municipios de Asturies.

Pensemos colectivamente, trabajemos en común para construir una Asturies de futuro entre todos y todas.

VIERNES

SÁBADO y DOMINGO